Por dicha medida, principalmente los hombres han optado también por escapar del país y agotaron los pasajes en avión a los lugares más cercanos. En algunos casos, los precios de los billetes de avión para salir de Moscú se dispararon por encima de los 5.000 dólares.