Representantes de la Mesa de Enlace se reunían este miércoles con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

El sector agropecuario presenta sus quejas por los problemas en la comercialización de la cosecha de trigo. Además exige "soluciones rápidas" ante “la presión de las bases”, quienes “ya piden lanzar una protesta” (aducen).

A pedido de Cristina Fernández participa del encuentro el Ministro de Trabajo. Carlos Tomada instará a los integrantes de la Mesa de Enlace a terminar con el trabajo esclavo del sector. Además les pedirá “redoblar los esfuerzos para blanquear a los empleados rurales”.

Por Continental, el presidente de la Sociedad Rural se desentendió del tema, al afirmar que “el problema que plantea la presidenta es un tema puntual que todavía no está comprobado judicialmente”.

“Hace sesenta días pedimos la reunión y mezclar el tema, sea más o menos importante, es mezclar los temas [sic]”, acotó Hugo Biolcati.

En Magdalena Tempranísimo, farfulló que “nosotros tenemos una institución en conjunto con el sindicato (UATRE) para trabajar en contra de eso. El salario mínimo del campo supera ampliamente al mínimo, vital y móvil. Y se le suma comida y vivienda”, se ufanó.

“Por respetable que sea el tema, no creo que tenga que ser discutido en la misma reunión sobre el trigo”, insistió.

Aunque admitió abstractamente que “los delitos deben ser verificados y sancionados”.

Sobre la comercialización del trigo, Biolcati enfatizó que “tantos los molineros como las cerealeras se aprovechan de una condición creada por el Gobierno”.