Deberán recategorizarse aquellos contribuyentes cuyo nivel de actividad supere los parámetros establecidos por el Código Fiscal, por ejemplo, respecto de su facturación, tomando en cuenta los últimos 12 meses. 

Además de los ingresos, se consideran la superficie afectada y la energía eléctrica consumida para encuadrarse correctamente en la categoría correspondiente. 

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó, con el Código Fiscal 2022, se pueden incluir operaciones por hasta 2.600.000 millones de pesos de facturación anual, existiendo 8 categorías (de la A a la H) de acuerdo a los montos máximos de cada una.

A continuación, se detalla el cuadro de categorías para 2022:

AGIP: En septiembre, recategorización en Régimen Simplificado

Por otro lado, continúa vigente la bonificación del 100% para los nuevos contribuyentes de Régimen Simplificado que se hayan inscripto en 2022. Es importante señalar que dichas personas también deberán cumplir con la recategorización si correspondiera.