Futbolísticamente, James Rodríguez no atraviesa su mejor momento. El enganche que la rompió en el Mundial 2014 y pasó del Mónaco al Real Madrid hace un tiempo no encuentra su lugar en ningún club. El año pasado llegó al Everton inglés y comenzó a tener más protagonismo nuevamente, de la mano de quien más lo apoyó en el equipo Merengue, Carlo Ancelotti. Pero tras la salida del DT italiano, que nuevamente se fue al equipo de la capital española, el colombiano perdió lugar.

El español Rafa Benítez asumió en el equipo de la ciudad de Liverpool y de entrada dejó en claro que no tenía ningún interés en contar con él. Al mismo tiempo, ya no es convocado a la Selección de Colombia: se perdió la Copa América, en medio de cruces por una supuesta lesión que él negaba y ahora quedó afuera de la triple fecha de eliminatorias.

Se rumoreó que podía pasar a algún equipo importante como el Milan, pero finalmente nadie ofertó por él. Hubo recientemente algunos sondeos de ligas menores, como la turca, pero el futbolista de 30 años sigue perteneciendo al Everton. Por eso, desde el club inglés se mostraron descontentos con algunas fotos que se publicaron del jugador.

Pese a no ser tenido en cuenta para el primer equipo, esperan lograr una venta, y las imágenes que publicó el medio inglés The Sun no colaboran para nada. Se lo ve en un yate, en la ciudad española de Ibiza, rodeado de hombres y mujeres en actitud festiva. Pero lo que realmente molestó, fue verlo fumar en varias imágenes, con lo que parece ser un vapeador.

Además, al haberse ido de Inglaterra, que tiene serias restricciones sanitarias, deberá tener que realizar un asilamiento cuando regrese, por lo que no podrá entrenarse, o al menos no con el resto de sus compañeros, por un par de semanas. 

James Rodríguez con amigos en su yate. Foto del diario The Sun.
James Rodríguez con amigos en su yate. Foto del diario The Sun.