El Paris Saint-Germain realizó a mediados del 2021 una serie de incorporaciones fantástica. Si bien la llegada de Lionel Messi opacó un poco a las demás contrataciones, el otro futbolista que atrajo la atención mediática fue Sergio Ramos.

El conjunto parisino había conseguido hacerse del capitán del Barcelona y también del capitán del Real Madrid. Sin embargo, el destacado zaguero casi no ha podido jugar en Francia como consecuencia de las lesiones y hay quienes especulan con un retiro prematuro. 

Desde que llegó, el español tuvo una serie de lesiones musculares que sólo le permitieron estar presente en 283 minutos en apenas cinco encuentros. Más allá de las críticas que recaen sobre el jugador, la prensa francesa ha hecho mucho hincapié en la figura del director deportivo, Leonardo, que aprobó su incorporación cuando durante todo el 2021 el ex Real Madrid sólo disputó 444 minutos.

Pero, además, el diario francés Le Parisien aseguró que Ramos batalla contra el fantasma del retiro: "Ante parones larguísimos y retornos fugaces, se ha dado cuenta que su cuerpo se niega a volver a jugar plenamente al fútbol. Un dolor de cabeza para el PSG y para el sevillano que lucha por evitar que el final de su carrera llegue antes de lo esperado".

Lo cierto es que el central de enorme palmarés llegó al club de la capital francesa ya lesionado. Una lesión tendinosa lo había dejado afuera incluso de la convocatoria a la Eurocopa, motivo que le valió varias críticas a Luis Enrique, técnico de la Roja, hasta que se constató el estado físico del futbolista.

Pero superada esa lesión que lo tuvo más de dos meses afuera, comenzó a sufrir problemas en la zona de la pantorrilla. Primero en el sóleo y luego en el gemelo. Todo parece indiciar que no podrá estar presente en el partido más importante de la temporada para el PSG. El equipo francés debe enfrentar al Real Madrid por los octavos de final de la Champions League en tan sólo 12 días.