Independiente vive el peor momento de su historia. El club ya ni siquiera parece pertenecer a los socios, que no pueden elegir si continúan bajo el comando de Hugo Moyano, uno de los principales responsables de la caótica situación o si van por otro camino. Al Rojo se lo quedaron unos pocos a la fuerza y un video filmado durante la previa del partido ante Central Córdoba es una muestra de ello.

La Agrupación Gente de Independiente repartió en los ingresos al estadio Libertadores de América Ricardo Enrique Bochini los clásicos globos alargados que se usan en la cancha para cuando sale el equipo. Pero, en este caso contenían una leyenda: "Andate Moyano".

En la cuenta de Twitter de la mencionada agrupación, la que encabeza el candidato a presidente de una elección que nunca se hizo, Claudio Rudecindo, se publicó un video en el cual se ve a un barrabrava quitarle los globos a los hinchas de manera intimidante, una vez que habían pasado los controles policiales.

La misma barrabrava, mientras se jugó el encuentro, intentó acallar a la gente cada vez que cantaba en contra de la pésima gestión dirigencial. Además de lo que se ve en las imágenes, otros hinchas denunciaron que la propia policía les quitó los globo en el ingreso.

En el mundo del Rey de Copas reina el terror. Los hinchas saben que el club en este momento no les pertenece y se desesperan poder ejercer su derecho a sufragar, pero con el miedo que impone una figura pública que intimida simbólicamente y también mediante coacción directa como en este caso. 

Los clubes de fútbol generan identificación y despiertan sentimientos que parecen una llama eterna, imposible de consumir. Pero ¿hasta cuando?. ¿Cuánto soportarán los hinchas de Independiente apoyar a un equipo de fútbol perteneciente a un club que ya no les es propio? ¿En algún momentos los apropiadores se convertirán en dueños de un circo vacío?