Horacán le ganó a Boca por un tanto contra cero en la Bombonera, fue un poco más y se llevó un triunfo justo con un gran cabezazo de Eduardo Coccaro. El equipo de Frank Kudelka fue mas ordenado, entendió a que jugaba, mientras que Boca hizo muy poco y jamás inquietó al arquero Marcos Díaz.

Durante los primeros 15 minutos del primer tiempo, el debutante Oscar Romero amenazó con transformarse en figura. Metió un par de pases filtrados mal aprovechados, pero peligrosos. Luego se diluyó, Huracán emparejó la mitad y cada vez que salió de contra fue muy peligroso.

De a ratos hay cosas que no entienden bien en el local. No se sabe, por ejemplo, de que juega Ramírez. Si están en cancha para conducir no lo hace, ni está para recuperar no recupera, sus participaciones se limitan a unos pocos pases cortos y prolongadas desapariciones del juego. Parece que a Boca siempre le falta uno.

En el segundo tiempo todo siguió igual. Entro en Boca el chico Zeballos e inquietó con sus desbordes y centros, que jamás tomó ningún compañero. A Orsini, el delantero entró por el lesionado Benedetto, no se lo vio por la cancha.

Y así fue Huracán, de vez en cuando, cuando se podía, pero andaba por ahí insinuando más que Boca, hasta que vino un córner, el excelente centrodelantero Eduardo Coccaro cabeceó muy bien, esquinado, pero la pelota viajaba lentamente, mientras Agustín Rossi observaba el balón. Cuando decidió tirarse había pegado en el palo y estaba entrando. 1 a 0.

Boca intentó pero sin ideas, Ninguna idea. Mas centros, a la cabeza de nadie o a las manos de Díaz. De hecho casi siempre, estuvo mas cerca Huracán del segundo que Boca del empate. Salvo por un tiro de Luis Vázquez, que había entrado en el segundo tiempo, que después de un flipper en el área le pegó de punta y reventó el travesaño.

El árbitro dio 5 de descuento y después dio 2 más, pero podrían haber jugado una hora y media más sin que Boca llegue con peligro, cuando se dio cuenta, pitó el final. "Contra River, cueste lo que cueste, tenemos que ganar" gritaba el público local.