El martes a la noche, Talleres consiguió su primer triunfo en lo que va de la Copa de la Liga. El equipo pasaba con por una mala racha, cuestión que le costó el puesto de director técnico a Ángel Guillermo Hoyos.

Mientras se aguarda la llegada de un nuevo entrenador, Javier Gandolfi se hizo cargo interinamente del equipo y consiguió ganarle por 2 a 1 a Godoy Cruz. Pero, la curiosidad fue como firmó planilla el ex defensor de la T, River y Arsenal: figuró como aguatero. 

La necesidad de darle una mano al club en cual se retiró fue prioritaria para Gandolfi, quien no tiene finalizado todavía el curso de director técnico y en consecuencia no tiene permitido estar en el banco de suplentes en tal condición.

Pero si puede hacerlo en otro cargo que no requiera un permiso particular. En su lugar, Gustavo Irusta, entrenador de arqueros, que tiene el diploma de director técnico firmó como tal y no hubo inconvenientes.

El conjunto cordobés aguarda la llegada de un nuevo entrenador que llegue a trabajar de manera definitiva. Las negociaciones están muy avanzadas con Pedro Caixinha, portugués que dirigió mucho en el fútbol mexicano.