La tenista argentina mas grande de todos los tiempos, Gabriela Sabatini, se subió al reclamo mundial por la aparición de su colega china Peng Shuai, quien desapareció misteriosamente en su país, después de haber denunciado a un jerarca del gobierno por violación.

En medio del clamor mundial por su aparición, surgió un correo electrónico, presuntamente de la propia deportista, diciendo que se encontraba muy bien, descansando en su casa y que las denuncias de abuso habían sido falsas.

Nadie cree en el correo y la WTA que organiza todos los torneos profesionales de tenis de mujeres, amenaza con retirarse de china si Peng no aparece.