El profesor de seguridad cibernética, doctor Nick Patterson aseguró que piratear un robot sexual podría ser incluso más fácil que obtener acceso a la computadora portátil o el teléfono de alguien yencendió todas las alarmas. 

Añadió al respecto que una vez que haya sido vulnerado, el ciberdelincuente puede incluso tener el control total del robot como sus conexiones, brazos, piernas y, en algunos casos, lacapacidad de portar un cuchillo.

“A menudo, estos robots pueden pesar más de 90 kilosy son muy fuertes. Una vez que un robot es pirateado, el pirata informático tiene el control total y puede darle instrucciones al robot", aseguró Patterson.

Y agregó: “¡Lo último que vas a querer es que un hacker tenga control sobre uno de estos robots! Una vez pirateados, podrían usarse para realizar acciones físicas en un escenario ventajoso o para causar daños".

El científico australiano, en tanto, aclaró que mientras los robots estén conectados a una interfaz, siempre podrán ser pirateados.“Los robots necesitan un sistema operativo para funcionar como nuestros teléfonos, tabletas y portátiles", dijo.

"Como hemos visto, es popular tener todo conectado a Internet en estos días: teléfonos, refrigeradores, cámaras de vigilancia, hogares inteligentes ... los robots no son diferentes".

Hace dos años, el doctor Patterson predijo que el mundo vería a1.4 millones de nuevos robots industriales instalados en fábricas reemplazando a los trabajadores humanos e imitando a los humanos, y más comenzarían a ingresar en los hogares.

"Creo que estamos demasiado centrados en las computadoras portátiles y los teléfonos, peroexisten estas nuevas vías que no se miran tanto en términos de robots y aviones no tripulados", concluyó.

Por @pablolivsit