El pago de las compras mediante el reconocimiento facial ya es posible en algunas cadena de supermercados de Rusia pero tiene sus problemas.

La cámara capacitada para el reconocimiento facial se trata de una cámara 3D, dotada con un alto grado de precisión en la detección y captura de profundidad.

Esta precisión en la profundidad le permite al software de reconocimiento tener en cuenta aspectos como la altura o los cambios físicos en el aspecto de una persona, lo que garantiza la seguridad y evita la suplantación de identidad.

Pero sin embargo ya tuvo sus problemas y fue reflejado en los redes sociales