Chato no se decidía, el matrimonio es cosa serie y Lourdes esperaba pacientemente que se lo proponga, hasta que en un romántico viaje a Mendoza, el le propuso matrimonio. Ambos felices, lo anunciaron a los cuatro vientos, pero ahora Louerdes le da "fiaca" la fiesta y encima dice que no quiere "gastar un peso".

Primero, la bailarina contó como fue la propuesta: "Entre vinito y vinito pasó. Ese fue el día en que más chupado estaba. Fue un almuerzo en el que la sobremesa duró hasta las cinco de la tarde. Yo le dije que se iba a tener que hacer cargo y tenemos a alguien buscando fecha, porque está difícil", relató.

"Este año fue él quien empezó a tirarme el tema. Es algo que empezó a aparecer en nuestras charlas de parte de él, lo cual es raro porque fui yo la que preguntaba cuándo nos casamos. Yo planté bandera blanca pensando que nunca iba a tener la posibilidad de casarme con él", contó su resignación Lourdes.

"No se consigue fecha para cuando yo quiero, aunque siempre alguien se puede pelear a último momento y ahí entramos nosotros. Yo quiero que sea entre octubre y noviembre", pero pese al entusiasmo explicó que: "Me da fiaca el tema de la fiesta, mucha fiaca. No quiero gastar un peso”.