Hoy se realizará una marcha en rechazo a la Corte Suprema de Justicia y al funcionamiento del Poder Judicial en general, incentivada por diversos sectores relacionados al gobierno, entre una andanada de repudios de quienes no están carca del mismo gobierno.

Lo cierto es que una multitud se movilizará a Plaza Lavalle, pese al rechazo que organizaciones de fiscales y sectores de la actividad privada, denuncian que se trata de un avasallamiento a la divisón de poderes.

Algunos altos funcionarios del gobierno anunciaron su participación, como por ejemplo el ministro de Habitat, Jorge Ferraresi, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, y la interventora de la AFI y ex fiscal Cristina Camaño, quien formó parte de la agrupación judicial kirchnerista, Justicia Legítima.

Por otro lado, los críticos de la movilización la identifican como un ataque directo a la división de poderes y argumentan que se busca condicionar los fallos del Alto Tribunal.