La psiquiatra Agustina Cosachov, sindicada como una de las responsables del abandono que llevó a la muerte a Diego Armando Maradona, prestó ayer declaración indagatoria y trató de mostrarse como una suerte de "peón" de un entramado de malas decisiones que llevaron al desnlace conocido.

En dos puntos clave de su declaración, Cosachov responsabilizó a las hijas de Diego por las malas decisiones. Uno de los puntos cuestionados por la Junta Médica fue el lugar donde el ídolo fue alojado, la casa de Tigre, en donde no existan los requisitos mínimos para el cuidado de un persona en sus condiciones.

Respecto de eso la psiquiatra dijo que: "La elección y ubicación del lugar fue propuesta por la familia, las hijas propusieron que la casa se localice en Tigre para encontrarse en una ubicación más cercana y cómoda para ellas”.

Por otra parte, respecto de la externación de la clínica Olivos y la decisión de llevarlo a una internación domiciliaria que luego no fue tal, Cosachov dijo que: "La única opción era un ingreso involuntario a un neuropsiquiatríco y la familia se negó rotundamente debido a que habían vivido una situación traumática en una internación anterior”.

En definitiva, la idagatoria es un acto de defensa, lo que definirá las responsabilidades, son las pruebas obrantes en autos, especialmente los audios de whatsapp en los que la psiquiatra no queda muy bien parada.