Escuchá ahora

Fútbol Continental

Mariano Closs y Equipo.


Síguenos en:

Crimen de Ángeles: El portero Mangeri fue condenado a prisión perpetua

Era el único imputado en el juicio por la muerte de la adolescente de 16. El tribunal ordenó también investigar a su primo policía y a su mujer, Diana.

Crimen de Ángeles: El portero Mangeri fue condenado a prisión perpetua
El portero Jorge Mangeri fue condenado este miércoles a prisión perpetua por haber abusado sexualmente y matado a la adolescente Ángeles Rawson, en junio de 2013, en el edificio del barrio porteño de Palermo donde la chica vivía con su familia y en el que trabajaba el acusado, a quien se le aplicó el delito de "femicidio".
 
El Tribunal Oral en lo Criminal 9, integrado por los jueces Fernando Ramírez, Jorge Gettas y Ana Dieta de Herrero, condenó a Mangeri por femicidio, abuso sexual y homicidio agravado por "criminis causae" (matar para ocultar el abuso).
 
Mangeri recibió la sentencia en silencio y con la mirada baja, como en casi todo el juicio oral, y fue retirado de la sala de audiencias por personal del Servicio Penitenciario Federal (SPF).
 
"Hoy sentimos un poco de alivio, se hizo justicia por nuestra hija. El dolor que sentimos lo vamos a seguir sintiendo siempre. Cuando escuché el veredicto tuve una mezcla de sensaciones: quería gritar, tirarme arriba del asesino, salir corriendo", dijo tras el fallo Franklin Rawson, el padre de Ángeles, quien tenía 16 años cuando fue asesinada.
 
"Me molestó mucho que Mangeri le haya dicho 'Mumi' a mi hija. Hice un esfuerzo enorme para convivir con él en el juicio. Tenía que repetirme que lo hacía por Angeles. Mi hija siempre descansó en paz. Ella es un ser de luz. Los que necesitábamos algo de paz éramos nosotros y hoy la tenemos", agregó el padre.
 
Por su parte, la madre de Ángeles, Jimena Aduriz, les agradeció entre lágrimas a los jueces por la condena a Mangeri.
 
El tribunal también ordenó abrir una investigación por presuntos delitos de acción pública -posiblemente falso testimonio o encubrimiento- contra la esposa de Mangeri, Diana Saettone; su amigo Jorge Meniguelli, el perito de la defensa Adolfo Méndez y los vecinos del edificio Pablo Bazán Domínguez y Juan Manuel Cesarett.
 
Todos ellos fueron acusados por la querella, a cargo del abogado Pablo Lanusse, de haber mentido durante el juicio para ayudar a Mangeri, especialmente Saettone, a quien endilgó el ayudar a su esposo a "armar su coartada" para encubrir el crimen de Ángeles.
Los jueces también enviaron al Cuerpo Médico Forense la causa para que "se examinen las irregularidades puestas de manifiesto durante la audiencia y que se habrían cometido en el ámbito de esa dependencia".
 
Hoy solo se conoció la resolución del tribunal oral y sus fundamentos estarán el próximo 24 de agosto a las 13.
 
Tras el veredicto, el abogado de Mangeri, Adrián Tenca, dijo que el fallo no lo sorprendió porque "era algo esperable" ya que el Tribunal Oral tuvo "una parcialidad manifiesta respecto del imputado".
 
"No me sorprende el veredicto más allá que es un escollo en el camino porque ante la Cámara de Casación, la Corte Suprema o tribunales internacionales vamos a demostrar que Mangeri es inocente. Voy a esperar los fundamentos para apelar. Es un juicio donde surgió la verdad más allá que el tribunal no la quiso ver", sostuvo Tenca tras la condena.
La audiencia de hoy comenzó a las 9.30 cuando el Tribunal le dio a Mangeri la posibilidad de decir sus últimas palabras antes del veredicto que se conoció por la tarde.
 
"Soy inocente, no tuve ni tengo nada que ver con la muerte de 'Mumi'", dijo Mangeri haciendo referencia a Ángeles por su apodo y cerró sus palabras ante el tribunal con un pedido: "Que se haga justicia, nada más".
 
Previamente su abogado dijo que Mangeri "es absolutamente ajeno a los hechos que se le imputan y es inocente de todo aquello por lo que ha sido acusado" y les pidió a los jueces que den su veredicto "no teniendo en sus cabezas el prejuicio de que Mangeri es culpable sino con la sana crítica sólo con lo que ha surgido en este debate".
 
Durante los alegatos del juicio tanto la querella como los fiscales Fernando Fiszer y Sandro Abraldes acusaron a Mangeri de haber abusado y matado a Ángeles y pidieron la condena a prisión perpetua.
 
Ambas partes sostuvieron que la mañana del 10 de junio de 2013 Ángeles volvía de una clase de gimnasia a su departamento del edificio de la calle Ravignani 2360, en el barrio de Palermo, donde Mangeri era encargado. El hombre la interceptó en el hall de entrada y la llevó a su departamento.
 
Mangeri intentó abusar sexualmente de Ángeles -para la querella lo hizo en su departamento y para los fiscales en el sótano del edificio- y como no pudo violarla la mató estrangulándola, tras lo cual le ató los tobillos, las manos y el cuello con una soga, la puso en una bolsa de residuos y la tiró a la basura.
 
El cuerpo apareció a la mañana siguiente en un predio de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez.
 
Mangeri quedó detenido la noche del 15 de junio, cuando fue a declarar como testigo a la fiscalía de Paula Asaro, quien durante su relato le ordenó que no continúe haciéndolo porque pasaba a ser acusado.
 
La principal prueba contra Mangeri es que en las uñas de Ángeles y en las sogas con las que fue atada se encontró ADN del portero.
 
La defensa del ahora condenado pidió la nulidad de esos resultados por considerar que fueron contaminados pero el tribunal rechazó hoy ese planteo.
 
"Esperaba este fallo porque cuando lo acusé a Mangeri lo hice con certeza y seguridad. Es un precedente muy importante para que no haya mujeres más asesinadas a diario", sostuvo Lanusse.