Escuchá ahora

La Mirada Despierta

Lunes a Viernes de 6 a 10hs. con Nelson Castro.


Síguenos en:

Detectaron el primer caso de Ébola en Estados Unidos

Se trata de un hombre que viajó a Texas proveniente de Liberia; se encuentra hospitalizado y aislado para evitar el contagio.

Detectaron el primer caso de Ébola en Estados Unidos
Estados Unidos diagnosticó su primer caso de contaminación con el virus de Ébola , de un hombre contaminado en Liberia y que viajó a Texas, informó esta tarde una fuente del sistema de salud estadounidense.

El paciente fue hospitalizado con síntomas que fueron confirmados como un caso de virus del Ébola, dijo un portavoz del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Poco antes, el Hospital Presbiteriano de Dallas informó que había situado en estricto aislamiento a una persona con base en "síntomas y un historial reciente de viajes".

Se trata del primer paciente en ser diagnosticado con Ébola en Estados Unidos, aunque un grupo de trabajadores estadounidenses de salud que habían sido infectados en África occidental y repatriados para tratamiento, se han recuperado.

La epidemia de Ébola, la mayor hasta ahora vista, ya provocó la muerte de unas 3091 personas en países africanos, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El nuevo responsable del equipo de crisis de la ONU contra el Ébola prometió hoy una respuesta contundente a la epidemia, con objetivos ambiciosos para impedir la propagación del virus en todo el mundo. 

"No sabemos cuánto tiempo hará falta. Esperamos hacerlo lo más rápido posible y cerrar la misión Unmeer (Misión de la ONU para una Respuesta de Emergencia contra el Ébola) lo antes posible" dijo Anthony Banbury.

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon creó la Unmeer a principios de mes para responder a las críticas por la respuesta de Naciones Unidas a esta epidemia que ya se ha cobrado más de 3000 vidas en África occidental este año.
Un equipo de esta misión llegó el lunes a Accra, su cuartel general para luchar contra la epidemia. Estados Unidos tiene previsto enviar un contingente de 3.000 soldados a Liberia y Gran Bretaña instalará un centro médico en Sierra Leona.
Los primeros 150 soldados llegaron a Liberia el pasado fin de semana, con un hospital de campaña de 25 camas para tratar al personal sanitario infectado.

Al menos 3700 niños de Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona han perdido a uno o a dos de sus padres a causa del virus del Ébola, según las estimaciones de Unicef hechas públicas hoy. Unicef alerta de que, dado que la epidemia se ha intensificado en las últimas semanas, la cifra de huérfanos a causa del virus pude doblar de ahora hasta mediados de octubre.

"Sabemos que las cifras que tenemos son sólo la punta del iceberg", señaló en teleconferencia desde Dakar Manuel Fontaine, director regional de Unicef para África del Oeste. Uno de los principales problemas que afrontan estos menores es el hecho de que, a menudo, sus familiares los rechazan por miedo a que les puedan contagiar con la enfermedad letal.

"El estigma es el principal problema al que nos enfrentamos. Es rarísimo en África que las familias extendidas no asuman el cuidado de los niños, eso muestra el miedo que reina. Vemos que algunos familiares o vecinos les dan de comer, pero pocas personas quieren acogerlos", afirmó Fontaine.

Ante esta situación, Unicef intenta crear unidades infantiles para acoger a estos menores huérfanos, y una de las posibilidades sería que los sobrevivientes al virus pudiesen hacerse cargo de ellos.

Precisamente, Sierra Leona ha organizado un encuentro de sobrevivientes para mediados de octubre en el que se analizará su situación, pero sobre todo, su rol en la lucha contra la epidemia.

Los sobrevivientes sufren estigma y a menudo no son bienvenidos en sus comunidades; sin embargo, ellos mismos no pueden contagiar más el virus a menos que entren en contacto de nuevo con él.

Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran que estos sobrevivientes pueden ayudar a los niños huérfanos, pueden trabajar en centros sanitarios siempre que cumplan con las mismas normas de protección que una persona no contagiada, y pueden ayudar en tareas de concienciación.

Según los datos aportados hoy por Unicef, de los casi 3100 personas que han muerto por la epidemia, el 15 por ciento eran niños menores de 15 años.

Por otra parte, la ONU informó hoy de que del total de 987 millones de dólares solicitados en la lucha global contra el Ébola, sólo se han recibido hasta la fecha 254 millones, el 26 por ciento.

El Ébola ha infectado en seis meses a 6553 personas, lo que la ha convertido en la mayor epidemia de esta enfermedad jamás registrada desde que el virus se descubrió en 1976 en la República Democrática del Congo (antiguo Zaire).