Escuchá ahora

La Hora del Campo

Sábados de 6 a 9hs. Alejandro Cánepa.


Síguenos en:

Benedicto XVI: "de donde venga, la violencia debe ser condenada"

El papa Benedicto XVI afirmó hoy que en el conflicto de Medio Oriente "la opción militar no es una solución" y que "venga de donde venga, la violencia debe ser condenada".

El papa Benedicto XVI afirmó hoy que en el conflicto de Medio Oriente "la opción militar no es una solución" y que "venga de donde venga, la violencia debe ser condenada".

Así se expresó en su exposición durante el encuentro anual con los embajadores ante la Santa Sede. A continuación, los puntos

salientes de su discurso con respecto a ese y otros temas: "En Tierra Santa asistimos a un recrudecimiento de la violencia que ha provocado daños y sufrimientos inmensos entre las poblaciones civiles. Una vez más, quisiera señalar que la opción militar no es una solución y la violencia, venga de donde venga y bajo cualquier forma que adopte, ha de ser firmemente condenada".

"Deseo que, con el compromiso determinante de la comunidad internacional, la tregua en la franja de Gaza vuelva a estar vigente, ya que es indispensable para volver aceptables las condiciones de vida de la población, y que sean relanzadas las negociaciones de paz renunciando al odio, a la provocación y al uso de las armas".

"Es muy importante que, con ocasión de las cruciales citas electorales que implicarán a muchos habitantes de la región en los

próximos meses, surjan dirigentes capaces de hacer progresar con determinación este proceso para guiar a sus pueblos hacia la ardua pero indispensable reconciliación".

"Me alegro que, 30 años después del comienzo de la mediación pontificia sobre el diferendo entre Argentina y Chile, relativo a

la zona austral, los dos países hayan sellado de alguna manera su voluntad de paz erigiendo un monumento a mi venerado predecesor el Papa Juan Pablo II".

"En América Latina los pueblos aspiran a vivir en paz, libres de la pobreza y ejerciendo libremente sus derechos fundamentales.

En este contexto, hay que desear que las legislaciones tengan en cuenta las necesidades de los que emigran facilitando el reagrupamiento familiar y conciliando las legítimas exigencias de seguridad con las del respeto inviolable de la persona".

"Quisiera alabar también el compromiso prioritario de ciertos gobiernos para restablecer la legalidad y emprender una lucha sin

cuartel contra el tráfico de estupefacientes y la corrupción".

"Para construir la paz, conviene dar nuevamente esperanza a los pobres. ¿Cómo no pensar en tantas personas y familias afectadas por las dificultades y las incertidumbres que la actual crisis financiera y económica ha provocado a escala mundial? ¿Cómo no evocar la crisis alimenticia y el calentamiento climático, que dificultan todavía más el acceso a los alimentos?" "Para resanar la economía, es necesario crear una nueva confianza. Este objetivo sólo se podrá alcanzar a través de una ética fundada en la dignidad innata de la persona humana".

"La pobreza se combate si la humanidad se vuelve más fraterna compartiendo los valores y las ideas, fundados en la dignidad de

la persona, en la libertad vinculada a la responsabilidad, en el reconocimiento efectivo del puesto de Dios en la vida del hombre.

En esta perspectiva, dirijamos nuestra mirada a Jesús".