Escuchá ahora

El Último de la Fila

Sábados de 11 a 13hs. Con Edgardo Alfano.


Síguenos en:

Proyecto para “pacificar” villas con agentes de la Metropolitana

El autor del proyecto, el macrista Diego Kravetz, propone entrenar una fuerza especial de 400 efectivos cada 400 habitantes al estilo del usado en Brasil contra las favelas.

Proyecto para “pacificar” villas con agentes de la Metropolitana
La lucha contra el narcotráfico podría llegar al recinto de la Legislatura porteña si prospera una iniciativa que propone crear unidades de pacificación policial y social dentro de las villas y asentamientos porteños.

El proyecto, creado por el Instituto de Políticas de Pacificación, presidido por el dirigente porteño Diego Kravetz, será presentado oficialmente hoy. Se instalarán mesas en la Ciudad en busca de firmas para ingresar el plan en la Legislatura como iniciativa popular, para lo que necesita el apoyo del 1,5% del padrón local, explicó por Continental el mismo Kravetz.

Las “unidades de pacificación policial” son “cuerpos de policía especialmente entrenadas para intervenir en zonas de conflicto y combatir al narcotráfico, que es la principal fuente de violencia en las villas y asentamientos. En una segunda etapa, se instalan las unidades de pacificación social [UPS], que realizan trabajo comunitario en el territorio recuperado, con el fin de mejorar y garantizar el ingreso de servicios formales, junto a los vecinos y habitantes de la zona”, explicó en La Mirada Despierta.

“Va a tener los votos para ser tratado, a más tardar, en los próximos meses”, se esperanzó. Las unidades armadas estarían compuestas por agentes de la Policía Metropolitana y su tamaño dependerá de la población a la que estén atendiendo. El proyecto prevé que las unidades más grandes estarán compuestas por 400 policías. Esa fuerza será necesaria cuando haya una población superior a los 20.000 habitantes.

A pesar de que la Metropolitana cuenta con 5200 uniformados, el impulsor del proyecto sostiene que puede instrumentarse escalonadamente. “Con un máximo de 800 policías se podría empezar con las dos villas más problemáticas. Para combatir el narcotráfico, hay que ingresar en la 1-11-14 y en la 21-24. Así la situación cambiaría completamente”, se esperanzó Kravetz.