Escuchá ahora

La Hora del Campo

Sábados de 6 a 10hs. Alejandro Cánepa.


Síguenos en:

El gobierno argentino vuelve a La Haya por la ex Botnia

Lo anunció el canciller Timerman en Casa Rosada. Además, dio un detallado informe sobre la contaminación ambiental de UPM, cuya producción aumentará con el permiso de Mujica.

El gobierno argentino vuelve a La Haya por la ex Botnia
El canciller Héctor Timerman confirmó este miércoles que la Argentina recurrirá al tribunal internacional de La Haya debido a la decisión del presidente uruguayo, José Mujica, de permitir que la planta UPM (ex Botnia) aumente su producción de pasta de celulosa, y reveló cifras de la contaminación de esa fábrica en el Río Uruguay.

"La Argentina lamenta que los intereses de UPM sean tan poderosos para convertirse en el factor que determina la relación entre Uruguay y la Argentina. De la misma forma que nos hemos opuesto al accionar de los fondos buitres, también impediremos ser doblegados por una empresa internacional", dijo Timerman en una conferencia de prensa que brindó esta noche en la Casa Rosada, junto al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

El ministro de Relaciones Exteriores subrayó además el "esfuerzo de la presidenta Cristina Fernández de bregar por "el levantamiento del corte" en el puente Libertador General San Martín, que comparten ambos países.

Luego, el canciller difundió cifras de la contaminación de la pastera a partir de los informes elaborados por científicos argentinos, entre las que destacó los niveles de fósforo y la temperatura de los efluentes arrojados al río Uruguay, así como la presencia de pesticidas.

Timerman subrayó que el país volverá a “recurrir a la Corte Internacional de La Haya” ante la “decisión unilateral” de Uruguay de autorizar el aumento de la producción de la planta, lo que “afecta la soberanía ambiental de la Argentina, viola los tratados entre ambas naciones y la propia sentencia del Tribunal de La Haya”.

“Uruguay rompió el diálogo unilateralmente, lo que deja a nuestro país en la obligación jurídica de recurrir a la Corte de La Haya”, sintetizó Timerman.

Posteriormente, el gobernador Sergio Urribarri señaló: “No entendemos por qué el gobierno pone en riesgos una relación histórica y fraternal, teniendo en cuenta la crisis de la que venimos por esta pastera”.

Altas temperaturas del efluente vertido en las aguas del Río Uruguay, además de alto contenido de fósforo y presencia de pesticidas, de cromo y de fenoles en el efluente, son algunas de las irregularidades en materia de contaminación identificadas por un estudio científico argentino que citó hoy el canciller Héctor Timerman.

"¿Qué cantidad de materia orgánica UPM vuelca al Río Uruguay? En este momento, está volcando 689 kilogramos por hora; en las últimas 24 horas, volcó 16.540 kilogramos. Esto equivale a una ciudad de 132.316 habitantes que tira sus efluentes sin tratamiento al río", denunció Timerman.

El canciller se valió de un estudio preparado por los científicos argentinos, que ya fue presentado ante la Comisión

Administradora del Río Uruguay y se dará a conocer públicamente la semana próxima de forma completa, para denunciar "violaciones de UPM al medio ambiente del Río Uruguay".

El informe sostiene que en lo que refiere a la temperatura del agua "UPM vuelca efluentes a 32 grados, mientras que la temperatura del río no debe superar su promedio de 20 grados" y en el caso de la cantidad de fósforo "vuelca 0,9 miligramos por litro, mientras que la legislación uruguaya autoriza un máximo de 0,025 miligramos por litro", lo que equivale a "36 veces más que el estándar establecido".