Escuchá ahora

La Mirada Despierta

Lunes a Viernes de 6 a 10hs. con Nelson Castro.


Síguenos en:

Cinco opiniones subjetivamente personales

Saramago se equivoca al recomendarle a Hillary que ya es hora de abandonar el Clinton y dejarse su apellido Rodham. No creo que el Chaqueño Palavecino en Cosquín, debería haber cantado más de lo que ya había cantado. Lo único que puede decirse de esos sacerdotes de la Iglesia que niegan el Holocausto es que no vieron la película de Spielberg. Se informa como un hecho intempestivo, que se impídió que un piquete rural lograra salirle al paso a la presidenta. No se entiende cómo en el plan oficial de créditos baratos de línea blanca se quedó corto.

Métanse el futuro en donde quieran

Se tiene la sensación de que quienes reparten y vocean el mensaje económico y social del futuro del mundo, son felices de anunciar todo negro. Hasta parece que mientras dan la noticia retozan. Y es raro, porque no parece ser “tirando pálidas” a la cara de la gente como van a lograr que esta reaccione y recobre el optimismo para enfrentar el futuro. Aunque a lo mejor no esperan que la gente reaccione, sino que se resigne y renuncie a recobrarse.

Definiciones acerca de los judíos, de los musulmanes y de nosotros

El israelí es el habitante de Israel. Palestino es el habitante de Palestina. Judío es quien lo es por origen, credo, tradición y cultura; musulmán por los mismos motivos. Y para serlo no necesitan haber nacido ni en Palestina ni Israel. El judío y el musulmán- como el católico, el protestante o el budista- pueden ser habitantes de cualquier parte del mundo.

No me gusta

El “no me gusta” argentino se extiende a todos los rubros y todos los géneros. Hay un “no me gusta” explícito y si no latente. Un “no me gusta” atávico. Urbano y gauchesco. Entre nuestras tradiciones habría que agregar el “ no me gusta” de clase media; que es un no me gusta entre la angurria, la histeria, el desgano, la utopía y el capricho.

Bolivia no vale un gran título de tapa y Evo no sabe de marketing

Evo Morales tiene la culpa de su poca capacidad de marketing en la Argentina mediática. Tiene la culpa de que su triunfo electoral no merezca el título principal de la mayor parte de los diarios argentinos. Es como si con el triunfo de ayer los hubiera defraudado.

A los autos veloces no hay cómo pararlos

“¿Por qué se fabrican autos que pueden andar a mucha más velocidad que la permitida?” Esta pregunta se hacía ayer Víctor Hugo Morales. Y también nos la hacemos nosotros cada vez que en un choque trágico se advierte que el vehículo iba a 150 o a 190 kilómetros por hora. Pero no es una pregunta que se hagan las fábricas automotrices y tampoco los usuarios.

Los “petitorios” podrían reventar los buzones

Si el Campo le envía un petitorio al Gobierno también deberían enviarle petitorios los millones de ciudadanos necesitados. No alcanzarían los buzones y reventarían hasta los de hierro. Montones de petitorios desbordarían de la Casa Rosada. Su lectura exigiría años. Y sucesivas presidencias.

Resurrección o pase de magia

Lo de ayer- aparte de aquella resurrección de Jesús- fue el caso de resurrección simbólica más grandioso de la historia de la vida humana. No fue la resurrección de un Dios sino la de un país con trescientos millones de seres. Negros y blancos: y matizados. Y también la de un Imperio que lo trasciende. Toda la humanidad lo ha visto durante horas con sus ojos como vio la llegada del hombre a la luna o aquel gol de la mano de Dios, de Maradona. Hay que creer o reventar. ¿Qué necesidad hay de reventar pudiendo creer?

Un espectáculo más grande que el del funeral del Papa

Las mayores teleaudiencias del planeta suelen darse en los grandes funerales, los grandes magnicidios, los grandes encuentros olímpicos y en la asunción del presidente del país más poderoso. Hoy se cumplirá ese concepto de récord colectivo.

Ironías acerca de Cristina en Cuba

Podría ocurrir que la doctora Hilda Molina no consiga irse de Cuba. Podría ocurrir que la Presidenta Argentina no haga ninguna gestión por ella. O que si la hace no prospere. Lo que sí va a ocurrir es que será protagonista continua de la tapa de los diarios y noticieros argentinos. Primero ella y después Cristina. Entre tantos cautiverios del planeta el peor de todos vendría a ser el de la doctora cubana.

Paren a Israel

Sí, paren a Israel en nombre de los judíos. En nombre de su larga historia de sacrificio y heroísmo. Del gueto de Varsovia, de Treblinka, de Ana Frank y de Hannah Arendt. De aquellos que humedecieron el desierto sacándose saliva de la boca. Párenlo para que pueda pensar. Para que pueda darse cuenta. Y para que no hunda todavía más a la condición humana. A la suya.

57 grados de calor y algunas calenturas políticas

En verano siempre hace calor en Las Lomitas. Aunque a veces más: como ayer que alcanzó una sensación térmica de más de 57 grados. Enterarse de la noticia dentro del ámbito aliviador del aire acondicionado y del ventilador, o en la pileta o la playa, no resulta más que una curiosidad. Pero es fácil intuir que para la mayoría de los quince o veinte mil pobladores de Las Lomitas es distinto: el agua de la canilla y la ducha- si por milagro gotean- sale caliente; los arroyos echan humo y el sol abrasa ahí como si estuviera más cerca de la tierra.

El plagio es una plaga y los plagiarios no paran

Se acaba de sentenciar por plagio a Jorge Zicolillo, periodista, escritor, copista, arrebatador gráfico o lo que fuere. Plagió frases enteras, párrafos largos, personajes, lugares e historias del conocido libro de Andrés Rivera “ La revolución es un sueño eterno”. Lo curioso es que fueron el propio Rivera junto a su mujer quienes lo compraron con interés.

Caranta rumbo al ostracismo, y los derechos humanos no dicen nada

Me sorprende que a Caranta lo obliguen a irse como si lo afectara algún síndrome contagioso. ¿Qué tiene? ¿El virus del fracaso, la bacteria de la discordia, una lipotimia crónica más grave que la que le diagnosticó el doctor Nelson Castro a la Presidenta sin necesidad de revisarla?

La culpa es del fuego y del Gran Bonete

En verdad la noticia de la que quisiera hablarles es vieja. Y fea. Digamos no es fashion ni responde al clima de playa o de vacaciones. Y creo que nadie se merece oírla y tampoco debería yo escribirla. Ni decirla. Pero no he querido privarme de la vergüenza de hacerlo.

¿Qué son los daños colaterales?

El daño colateral vendría a ser un daño no principal. Cuando un automovilista toma alcohol y conduce a velocidad extrema y se estrella y mata a toda su familia que está en el auto, causó daños colaterales porque no quería matar a su familia. Qué pena. El asaltante que mata al que es asaltado tiene por centralidad robar, no causar daños colaterales.

Borrador básico del progresismo argentino

El progresismo es como un criptograma o un jeroglífico en cuyo descifre nunca coinciden los Champollion. El comunismo, el liberalismo, el conservadurismo, el fascismo, el anarquismo, el maoísmo y el socialismo son más claros. Pero el progresismo es a la vez firme y evanescente. Y como sus fronteras son difusas no se sabe demasiado bien acerca de lo que está dentro y lo que está afuera.

La Argentina del deseo

La Argentina que viene tiene ganas. Reutemann quiere ser candidato, señal de que ya no ve nada negro allá atrás, que lo haga desistir como hace seis años. Conociendo las precauciones que él toma antes de decidirse, es un síntoma de que ya no hay riesgos. ¡Bravo por Reutemann! Si quiere volver es porque ve el campo orégano. O soja. Otro indicio a favor es que Diciembre, que según la nueva adivinadora Casandra, iba ser el mes del colapso transcurrió diáfano.

Zapping 2009, de bombas, de fiestas y de playa

Nunca sé si el verano gozoso de los que están de vacaciones pasado por la pantalla del televisor ante aquel que no puede salir del barrio ni comerse un cornalito, causa contagio feliz o rencor acumulado. O si el contraste entre las fiestas de elite de precio gourmet, y las de la canasta básica de diez pesos y del choripán, actúa sobre algún componente de nuestra condición humana.

Escrito por Orlando Barone es escritor y periodista. Trabaja en el diario La Nación y en la revista Debate, así como en La Mañana de Continental. Fue el gestor del mítico libro de diálogos entre Jorge Luis Borges y Ernesto Sabato, y publicó recientemente “Imperdonables”, una compilación de notas publicadas en diversos medios, entre ellos Continental.
Sobre el Blog Con su Carta Abierta, Orlando Barone abandona las formalidades del lenguaje periodístico y mira la realidad desde otro lugar, con el tono más apasionado de un ciudadano y el más elaborado de un escritor.

Seguínos en Twitter

ARCHIVO

SUSCRIBASE AL BLOG